nadas

21.11.07

El Nombre

Grito tu nombre de mil formas distintas
Se apoderó de mí una obsesión
Es mi demonio urgente que reaparece

Grito tu nombre entre la multitud
Y parece estar sorda
Mi voz rebota en el cemento frío

Grito tu nombre
Los ojos no miran a los ojos
En el mar de gente me ahogo

Entonces grito tu nombre en el campo
Es mi demonio desesperado insistiendo
No tiene calma, y allí, nada
Se diluye, se pierde en la inmensidad

Grito tu nombre, grito tu nombre
Ya no hay gente ni campos
Estás en todas partes y no estás
Estás en todas partes y no estás

Tus oídos siguen cerrados
Solo quedo yo y mi voz
Es mi ángel solitario
Que grita tu nombre de mil formas distintas

Estás en todas partes y no estás.

18.11.07

Pesadilla

En cada temporada de huracanes la pesadilla reaparece.

Tu amor es de arenas movedizas.
Lejos de pantanales nací
Ni de tierras ni de cielos es mi espacio
En el éter suspendida, tras el horizonte
Ajena de nubes,
Lívida a la espera de una oxigenada grieta.

Tu amor es de arenas movedizas que huelen a sangre.
Competencia de venenos, quizás allí.
Sus armas son el conflicto inasible
No existe resolución en sí misma en ésta área
Solo el poder decidir alejarse, alejarse lo más lejos posible
Y retornar siquiera a una realidad tangible.

Tu amor es de arenas movedizas que huelen a sangre coagulada.
El asqueroso y nuevo Circo Romano
Carencias, miserias, por doquier se cristalizan.

Tu amor es de arenas movedizas que huelen a sangre coagulada putrefacta.
Allí, en ese rojizo fangal nada es lo que parece, ni tampoco aparece lo que es. Las apariencias están veladas.
Tendrás que develarte en soledad.

Cultivo de violencias
Sangre en las pantallas del nuevo Circo Romano
(con esa intención camuflada que huele a viejo)
Cuchillos hacen su trayecto en giros
Hasta incrustarse en el cristal trizado
Ahogo inevitable ante el hedor
El click salvador, el nuevo Cristo.

Mirá,
Allí están con su avidez de Avernos.
A la hora del Averno.
Ya, es la hora del Averno.

En llamas un cuerpo ardiendo
A la hoguera éste cuerpo está signado
Y los escalones guardan los secretos
Que estaban enterrados en la arena.

En cada temporada de huracanes, la pesadilla reaparece.



Respiro.

Acaricia pensamientos
Atraviesa las ventanas
de Sur a Norte,
Fresca la brisa
Al fin la inmortalidad
rellena pulmones
Ésta sensación es vaga y a la vez permanente
Acaricia rostros en constante oleada
Las canas murmuran, los cabellos danzan
Los poros se abren, extienden sus brazos
Se cierran mis ojos y también mi boca
Me torno permeable...
Se abren mis oídos
De ramas y hojas
Se cuela la música
Una paz inmensa se dice presente
Beber toda el agua para diluir me

Y en mis pensamientos
se instala un nombre.

10.11.07

Duelen las entrañas

Fede
Fede, te quiero
Fede, te quiero aquí, de éste lado
Fede, del que están las alas...

Fede, no naciste para fríos barrotes...
Naciste para que te amemos

Fede, lo hicimos todo mal
Fede, la culpa es nuestra
No nos perdones nunca
nos lo merecemos

Fede, te extraño
¿estás bien?
(seguro que no)
¿tenés ambre?
¿tenés frío?

Fede, quisiera estar adentro,
en tu corazón

Fede, llueve
llueve mucho

Fede, te amo
Te Amo con Toda mi pobre Alma
quiero estar con vos
del lado en que ahora estás.

Fede, ellos quieren que estés solo
Fede, son malos, crueles

Fede sangre de mi sangre
siempre a tu lado
y tuya.

Fede, mi ángel...
otro ángel te protegerá.

.
























.

Acerca de mí

Blogs

.








.

.









.