nadas

28.5.08

El acto de amor

.




Y entonces, dijo:


-"Y si te pego una patada en la cabeza
a ver si se reacomodara algo
o algo nuevo se generare?

Cosas nuevas
florecen
de la punta
de un zapato.

El despertador de lo adormecido...

¡Vamos Bella Durmiente!

Nada de Príncipes ni de Sapos
Nada de alcohol ni pastillas.

Dicen que el electroshock
también es muy bueno.

Ah! ya sé.

Tal vez prefirieras
propiamente el zapato,
la hoguera,
la horca
o la autoflagelación

Sería mucho más romántico. ¿No?



¿Que soy cruel?


No, no.
Pensalo bien.

(Ah, cierto que no te gusta la palabra "pensar")

Va de nuevo...

"Contemplalo mejor"
"Atendé a tus intuiciónes".


Con "Suerte"


...algún día


verás que Todo


esencialmente



es Lo Mismo".




Mientras, ella miraba con ternura su cabeza.







.

23.5.08

Crucifixión

...



Soy la superficie
Continente del dolor

La tierra rugosa y seca
La tierra oxidada

Soy plano profundo
Raices milenarias

El último despojo
de la onda expansiva

Me atraviesan
Metales

No siento dolor

Me florecen clavos
de puntas agudas


(No te acerques demasiado
Podría dañarte
O tal vez no)



En las puntas
está el secreto
Anida el antídoto
Allí




Soy la superficie
que contiene al dolor

En el sinfín del tiempo
Estoy detenida

A veces
Un espejo
me devuelve la imagen

Tierra seca y rugosa
Tierra oxidada


¿Quién me habrá sembrado?



¿Ésta semilla?





...

21.5.08

Neuropsiquiátrico II

...

-No. Son unos niños -dijo el primero-.

-Cuánta estructura para el globo azul que jamás caerá -dijo el segundo-.

-Las sectas. Las sectas son necesarias -dijo el tercero-.

-¿Las qué? ¿Las celdas? -preguntó el segundo mientras miraba a los niños-.

-Algo así -dijo el tercero-.

-Algo como células, módulos estructurales -dijo el segundo, y continuó- como cajitas o como "la imperiosa necesidad de retroalimentarse"...o como eso de que "sin los afectos se muere", o como un calmante..., placebo, morfina, curitas..., y un Gran etc.

-El desinfectante -dijo el primero-.

-¿El qué?-preguntó el segundo-.

-El desinfectante, urgente! -dijeron los niños-.

-Imagino -dijo el tercero- que hay códigos infectados.

-Reglas -dijo el segundo- reglas, muuuchas reglas...(y nadie sabrá de qué cornocalaña)

-Reglas. Sí. Escuadras, compases y brújulas también. Están en sus mochilitas -dijo el primero-.

-Fija-te, -dijo el tercero- marchan a ritmo. Y casi siempre la escuadra tiene un cabo, al fin y al cabo...

-El segundo dijo: Las líneas del pentagrama son perfectas y la clave no está de adorno.

-Claro -dijo el tercero- se trata del segmento que comienza con el árbol verde y termina con el negro.

-Y solo el viento decidirá qué cantidad de hojas volarán cantando -dijo el segundo-.

-Sin embargo -dijo el primero- la maestra les dijo que es un instrumento formado por dos piernas agudas, unidas en su extremidad superior por un clavillo para que puedan abrirse o cerrarse, y que sirve para trazar circunferencias o arcos y además, tomar distancias!... Y que generalmente una de sus piernas pincha!, dónde la brújula le indica...

-Habría que denunciar a esa maestra -dijo el tercero- En cambio a Raúl, el gomero le dijo que le puso un parche por cada pinchadura.

-Imposible, -dijo el primero- las plantas no hablan.

-Tal vez -dijo el segundo- con esa pierna pueda caer al "Globo azul".

-Te gusta hacer llorar a los niños -dijo el primero-.

-No creo que lloren por una fiesta de disfrases -dijo el tercero- repito: de dis-frases.

-Hay frases y frases -dijo el primero-, ¡cuidado!

-Sí, claro -dijo el tercero- se va a disfrazar de "dado".

-Nada peor para un retraído, un tímido -dijo el segundo-... (no soy muy dado que digamos...)

-Es mejor "el del circulo polar" -dijo el primero-.

-Prefiere los africanos, sin dudas -dijo el tercero-.

-Yo -dijo el segundo- "el club de leones".

-Es lo que dije -dijo el tercero- Las sectas. Las sectas son necesarias.

-Ningún reino se salva... mineral, vegetal o animal... -dijo el segundo-

-Ahí vuelven los niños -dijo el primero- con sus ventosas mochilitas a cuestas, cantando y marchando.

-Y pensar, que el C.P.U, que no soy yo, borró una parte mía! -dijo el segundo-.

-Y yo -dijo el tercero- sigo acumulando motivos para la desilusión.

16.5.08

Empatía II

Un tercer ojo vería ausencias veladas y se equivocaría.

En la plenitud de la tormenta sabremos cómo no ahogarnos.
Nos llueven las sensaciones.

Hay una mesa entre vos y yo. Sabemos que una mesa de por medio, no separa.
Son tus ojos los que insinúan coordenadas... Invitan, pero no hay timón que se deje manejar.
La enajenación contempla.
Y para prolongarte, te sigo.

Desde lo alto del mástil, la mirada cae desvanecida.
Y la ternura de tu mano la recibe, para rescatarla -sin saberlo-

Con minucioso detalle, seguís la secuencia.Te van naciendo movimiento y quietud.
Y te observo.

Me gusta la quietud porque anuncia algo que siempre desconozco.
Todo gesto tuyo, lleva la elocuencia sorpresiva que renueva sin tregua.
Lo mío, es el displicente gesto, simulado, orientado a raptar tu atención.

Abunda la femineidad en juego.Y ese protagonismo inevitable, conlleva lo genuinamente aventurado.

Viajamos, por terrenos peligrosamente atrapantes.

Miramos -nunca dejamos de hacerlo- y nunca hubo palabra verbalizada.

Me mirás.
Y sé que deseas rozarme, de "cualquier manera", con cualquier excusa.
Te intuyo, en la "casi desesperación".

Me pedís, fuego. La típica excusa, pero muy significativa.
Solo que yo no lo tengo, y vos sí.
Tenés el propio, pero necesitas del ajeno.
Entonces, Pedís.

Me lo pedís.
No atino a encender la llama, que me llevaría a tu cigarrillo, para recorrerlo y llegar a tus labios, que me succionarían la vida.

Solo te ofrendo mi mano, que contiene al encendedor -que es tuyo- esperando a la tuya que lo reciba.

Ése instante, está calculado y es Eterno... da tiempo.
Da tiempo a las intuiciones, a las sensaciones... Sin delatarlas, a dilatarlas.
Da tiempo a que el sedimento flote, cautivo, para que no decante, para retener el sedoso
gemido.
Finalmente, te da el tiempo necesario para decidir cómo serán tus deslizamientos.

Decidiste.

Decidiste quedar inmóvil y detener el tiempo, para dejarme sin aire, sin latidos.

Estas pociones de inacción son las que infaliblemente me conmueven.
(Pero nunca te lo diré, ni daré señal alguna que pudieras detectar)

Una tercera mirada distorsionaría aún más la apariencia de ausencias veladas.

No. Tu mano no lo recibe.
Observás al encendedor ahí, entre mis dedos.

Sé qué querés.

Querés reposar.
Reposar en mí,
en mí mano con tu fuego.

Querés que lo haga mío.
Entrar-me
para salir-te.

Sabemos lo que el gesto significa.

Sabemos que los labios nunca confluirán
y sabemos cómo no ahogarnos sin ellos.

Un tercer ojo nunca lo sabrá.

Sabemos cómo continuar y cómo eternizar el Deseo...


Pero no sabemos amar.



.

15.5.08

Diosa sin altar








Dijo:

Soy la cortesana,
la meretriz,
la ramera

La tratante
corrupta
envilecida

La oscura caminante
degradada

La degenerada
puta
perdida

La mancha humillada
por la vida.



(Mi Adorada
Diosa sin altar...

Hundida)




.

4.5.08

.

FICCIÓN

De la fealdad de las Sentencias





La Palabra



Así como Dice



No Dice.







El Silencio



Así como No Dice



Dice.







El Acto



El acto siempre Dice Algo más.
(Algo más)




Lo Subjetivo -en tanto que sujeto-

Todo Vela.

La Piel

Inevitable

Se duele

Selecciona.

Entonces

Todo así como Nada

se tornan Posibles.









.

1.5.08

INUTILIDAD

.




A vos, a vos.. , en especial a vos.. y a vos no.


Contame.
Contame de la luminosidad envolvente
De la felicidad que embriaga
De la soportable levedad.

De la oscuridad
insulsa?
Del disgusto
pasajero?
Del miedo a la densidad.

Pero
sobre todo, contame.





Contame del Gran paréntesis.





De ese punto
Del silencioso y exacto
punto medio

De ese que Declina

"entre"

ser y no ser




-lo que sea-




.

.
























.

Acerca de mí

Blogs

.








.

.









.