nadas

24.8.09

Antídoto
.
Descolgar las nubes, una por una.
Doblar los vientos Y guardarlos en cajones.
Planchar las montañas Sobre la tierra.
Barrer El fondo del mar.

Pasar el estropajo en la estratósfera.
Bajar a hondazos las estrellas.
Correr los planetas de sus órbitas.
Con un embudo, llenar de granizo y nieve Los volcanes.

Trasladar Océanos a Desiertos.

Transplantar Todas las Flores a Los Áridos terrenos.

Coser los labios a Todos los adultos.
Arrancarles las piernas y las manos.
Agrandar sus oídos con taladros.
Soltar,
Todos los cantos de Sirenas -para que enloquezcan-.
Y dejar que los Niños lloren, hasta que se les cante.

Bienvenir a las Lobas que amamantan…
Bienvenir a las Hienas, también…

Explotar los candados de Todas las Cárceles de Mujeres.
Y luego, Dinamitar sus Culpas.

Inventar el peor de los Infiernos.
Y enviar a Toda Religión a su Ardiente Centro.

Alterar Todas las mediciones del tiempo…

Y que sea: “El Antes y el Después de Fulana”.
Y que para nada sea “Santa”.
Y que lleve una Pluma de Dinosaurio.
Y que nunca sepa de Cadenas, ni Metales.
Que le hagan Todas las Preguntas del mundo…
Y que no dé Ninguna Respuesta.

Que su mirada vaya Fija en el Horizonte,
Donde desaparezcan Todos los Monstruos de las Guerras.

Y que de su boca salga sólo Una palabra…
Y que Todos los Universos la Amen.

Que coleccione las Últimas Lluvias en frasquitos.
Y que Arranque Todas las Hojas, De Todos los Libros.
.
.

23.8.09

Viajes

Trajo la valija. La puso sobre la mesa.
La miró asustada –era un objeto extraño para ella-.
Cerró los ojos, para ver si el susto se le iba.
Y respiró hondo –dos veces-.

Luego abrió sus ojos: La valija aún seguía allí –era demasiado real-.

Volvió a cerrarlos, pero se concentró más esta vez.
Respiró profundo –como cinco veces-.
Y volvió a abrirlos, pero muy lentamente –como esperando “Algo”-.

“La valija ya no estaba”.

Se sintió un poco mareada, sobre-oxigenada, confundida.

Ambas hicieron sus propios “viajes”.

“Ella”, nunca supo del suyo.
Tampoco “ella” supo del suyo.

Ambas supieron de “el llenar y de el vaciar”,
De “el dar y de el recibir”,
De la fresca transfusión
De trozos
De sus muertes
Y de sus vidas.

Congelados
Sólo hibernando
Un presente
Y un pasado.

Y enredadas quedaron
Ausencias
Suspendidas.
.

.
























.

Acerca de mí

Blogs

.








.

.









.